Mediación

En esencia, la mediación es un proceso constructivo y cooperativo. Por lo general, es un proceso voluntario, aunque a veces ordenado por un tribunal, donde las partes llegan a un compromiso equitativo. Puede ser una experiencia más placentera, al empoderar a dos partes razonables para llegar a un acuerdo que no requiera que un juez imponga una orden judicial. Los buenos mediadores se aseguran de que el proceso sea justo y no esté estorbado por posturas adversas o agresiones de cualquier lado.
Nuestra firma emplea un mediador certificado y altamente capacitado que cree genuinamente en el poder de la mediación. Nuestro mediador busca genuinamente los mejores resultados para ambas partes.